La ciudad de Tarija y su entorno rural, dependen del agua de tres cuencas y aguas subterráneas. En los últimos años la cantidad de agua ha sufrido la disminución del caudal, esta disminución sumada a la ocurrencia de sequías prolongadas, limita la producción de los productores del Valle Central de Tarija y el acceso al uso de agua a la población urbana. Esta situación se agrava por las tecnologías de riego para la producción agrícola altamente ineficientes y por el alto derroche de la población urbana por el consumo excesivo de hasta 220 litros día per cápita, debido principalmente a fugas y pérdidas de agua y la inexistente educación respecto al uso del agua.

El proyecto de gestión para la eficiencia del uso del agua, trabaja de manera coordinada con aliados estratégicos públicos y organizaciones de dirección de las comunidades campesinas; en el marco de cinco componentes:

1) Apoyar al desarrollo de políticas y legislación, en el que se bajara de la legislación y planificación general (Ley Departamental de Aguas), e iniciar la discusión para normatividad local en eficiencia de agua.

2) Un componente de capacitación que involucre a decisores a nivel municipal como Asambleístas departamentales y concejales municipales junto con dirigentes comunales de comunidades agrícolas.

3) Realizar investigación de usuarios del agua e impactos en el Valle Central de Tarija, vinculando las fuentes abastecedoras hasta el impacto de su uso

4) El desarrollo de modelos de gestión eficiente urbano y rural.
En las comunidades rurales, -el sector agrícola es un rubro estratégico para la economía de las comunidades, la agricultura es todavía la principal fuente de empleo y subsistencia para las familias de la zona, pese a la alta vulnerabilidad por la variabilidad climática y los sistemas tradicionales de producción entre ellos el riego por gravedad o inundación, en un escenario de cada vez menor cantidad de acceso al agua para la producción.

Los modelos servirán para realizar prácticas demostrativas de procesos y resultados tendientes a la adopción de las tecnologías innovadoras propuestas para el eficiente uso de agua y consiguientemente mejor producción tendiente a elevar los ingresos económicos de los productores rurales; contrastando con los modelos tradicionales productivos. El proyecto busca contribuir a garantizar el bienestar común y el acceso al agua por parte de las comunidades que habitan el territorio, asegurando un aprovechamiento de este recurso. En una segunda etapa de este proceso se realizará la asistencia técnica y el acompañamiento a los productores, para su aplicación en sus parcelas individuales. Finalmente se evaluará, comparando con la línea base elaborada a inicio del proyecto, el beneficio económico directo, logrado por los comunarios.
Se prevé también desarrollar un modelo de eficiencia de agua en el área urbana, que apuntale a demostrar y replicar prácticas de manejo eficiente y consciente, de ahorro y buen uso del agua, utilizando y demostrando con el uso de tecnología la eficiencia en el uso del agua, con aliados estratégicos del sector: Gobierno Municipal de la ciudad de Tarija y la provincia Cercado, Gobernación del departamento de Tarija, Asociación de Regantes y otros actores.

5) Un componente de comunicación que promueva la sostenibilidad del agua, a través de corresponsabilidad institucional, educación ambiental y la adopción de prácticas eficaces y eficientes de uso del agua, destinado a la sensibilización y la difusión de las actividades y resultados del proyecto.
En este proceso los aliados clave van a ser la Gobernación del Departamento, el Gobierno Municipal, Organizaciones comunitarias campesinas, Dirección de educación, entre otras.