La creación y posterior desarrollo de PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE TARIJA – PROMETA, es una prueba de que los sueños pueden convertirse en realidad. La organización nació un 26 de enero de 1.990 conformada por un grupo de voluntarios, y en este lapso se ha transformado en una de las instituciones ambientales más prestigiosas de Bolivia.

En una etapa, PROMETA logro estructurar un conjunto de áreas protegidas donde están representados los ecosistemas más importantes del Departamento, Reservas como las de Tariquía y Sama, fueron consolidadas legales, física y financieramente por PROMETA y posteriormente fueron transferidas al Servicio Nacional de Áreas Protegidas SERNAP, que se hizo cargo de su administración. Ese, fue el logro fundamental de la organización en sus primeros diez años de vida.

En un segundo momento, a partir del año 2.000, PROMETA se convirtió en el principal impulsor en el país de las denominadas áreas protegidas “locales” (municipales, departamentales y de la sociedad civil). En este tiempo se ha contribuido a la consolidación de aproximadamente sesenta unidades de conservación de ese tipo en todo Bolivia. Actualmente la organización también se encuentra apoyando a pueblos originarios y comunidades campesinas en la implementación de unidades de conservación y uso sostenible de los recursos naturales.

Sin embargo, el trabajo de PROMETA, no se ha reducido a la conservación y uso sostenible de la biodiversidad. Hemos realizado un enorme esfuerzo por desarrollar proyectos productivos de bajo impacto ambiental pero alto rendimiento económico para los comunarios, habitantes de zonas de alta importancia ambiental; hemos desarrollado sistemas de prevención de desastres, especialmente en el valle Central de Tarija y el Chaco Boliviano; se ha realizado un enorme esfuerzo por contribuir a la valoración del agua como recurso fundamental de los seres humanos y a la implantación de una nueva cultura respecto a su uso, para que no se despilfarre y por el contrario se valore; y finalmente, se ha apoyado al fortalecimiento de numerosas organizaciones sindicales y gremiales de comunarios y productores, tratando de hacer realidad el slogan principal de nuestra organización: creando alianzas entre la sociedad y la naturaleza, en la perspectiva de lograr una sociedad justa y con viabilidad para el crecimiento.