Proyecto SIV Yunchará

FORTALECIMIENTO DE LAS CAPACIDADES DE RESPUESTA AL CAMBIO CLIMÁTICO EN LOS SISTEMAS DE VIDA DEL MUNICIPIO DE YUNCHARÁ – TARIJA

OBJETIVO
Contribuir al fortalecimiento de las capacidades de respuesta a la variabilidad y el cambio climático en familias vulnerables a través de la promoción, transformación y comercialización de productos y subproductos derivados de sistemas agropecuarios orientados al vivir bien y resilientes a la variabilidad y el cambio climático en los sistemas de vida del Municipio de Yunchará.

BENEFICIARIOS
600 familias de 28 comunidades: Arenales, Copacabana, Vizcarra, Muñayoj, Chorcoya Avilés, Pujzara, Pasajes, Vicuñayoj, Yuticancha, Rosario, Quebrada Honda, Ciénega Frontera, Huayllajara, Quebradilla, Papachacra, Pulario, San Luís de Palqui, Quebrada Grande, Ramadas, Carapari, Hornuyo, San Antonio de la Torre, Quiscacancha, Churquis, Yunchará, Zurita, Ñoquera y Rupaska.

PARTICIPANTES
El proyecto tiene el apoyo financiero de la Cooperación Suiza (COSUDE) y se implementa bajo un modelo de cogestión entre el Gobierno Autónomo Municipal de Yunchará, las comunidades productoras de camélidos y el socio ejecutor PROMETA. Asimismo, se coordinan acciones con la SERNAP – Reserva Biológica Cordillera de Sama.

COMPONENTES DEL PROYECTO:
El modelo implementado en Yunchará, busca fortalecer cuatro resiliencias: la resiliencia político-institucional, la resiliencia ecológica, la resiliencia económica y la resiliencia sociocultural. Un elemento central del proyecto es que como parte de las cuatro resiliencias se promueve la equidad de género con participación y liderazgo de mujeres, hecho que se plasmó en la creación de la Dirección de Género y Generacional dentro de la estructura orgánica del municipio.

Resiliencia Político Institucional
El proyecto apoya al GAM Yunchará en el proceso de elaboración del Plan Territorial de Desarrollo Integral (PTDI). En este marco, se desarrolló el concepto de Sistemas de Vida definido en el artículo 5º numeral 12 de la Ley 300 Marco de la Madre Tierra y Desarrollo Integral para el Vivir Bien, por lo que se han identificado 3 sistemas de vida en el municipio Yunchará (Mapa 1. Sistemas de Vida):

  • Sistema de Vida del Valle del San Juan del Oro.
  • Sistema de Vida de la Cuenca de Tajzara y Quebrada Honda.
  • Sistema de Vida Palquiales y Cardonales de Churquis y San Luis de Palqui.

La visión del municipio definida en el PTDI está orientada a lograr el vivir bien y se ha definido de la siguiente manera:

“Yunchará, en el año 2020, es un municipio productivo sustentable que contribuye al vivir bien de su población, basa su desarrollo y economía en la generación de valor agregado de su producción agropecuaria diversificada y especializada; con mujeres y hombres que han mejorado sus capacidades, condiciones y medios de manera equitativa, viven en condiciones dignas y aprovechan de manera sostenible los recursos naturales que brinda la madre tierra previendo sus vulnerabilidades, riesgos y la adaptación al cambio climático”.

El proyecto apoyó la Elaboración del Reglamento de Operaciones Turísticas Específico (ROTE) de la Reserva de Sama y ahora se encuentra en elaboración la propuesta del Sistema de Cobros (SISCO) que permitirá generar ingresos propios para contribuir a la gestión del área protegida y mejorar los ingresos de las poblaciones locales.

Resiliencia Ecológica
En este componente el proyecto contribuye con investigación relacionada a la capacidad de carga de las praderas nativas, carga y sanidad animal vinculadas a la seguridad alimentaria y la salud humana con el propósito de generar evidencia para fortalecer capacidades en comprender de manera sistémica las relaciones y vínculos entre las praderas nativas, la sanidad animal, y la economía familiar por la actividad ganadera y la salud humana.

Para ello se promueve el manejo de cerramientos con rotación del ganado camélido, la resiembra de especies forrajeras y forestales nativas como la thola, chillawa, esporo, quewiña y kiswara, la cosecha de agua en estanques, la producción y el almacenamiento de forraje a través del ensilaje y el enfardado.

 

Resiliencia Económica
En este ámbito el proyecto apoya el fortalecimiento de las capacidades y habilidades para el desarrollo de la ganadería altoandina de camélidos y el turismo rural comunitario en contexto de adaptación al cambio climático.

En este sentido, en primera instancia se están mejorado las condiciones para el turismo rural comunitario y el manejo ganadero a través del empadre controlado lo que deriva en un aumento de la natalidad de llamas elevando el capital genético de los productores. En segunda instancia se mejoran las condiciones para el faeneo, y transformación de productos cárnicos como carne fresca, charque de llama y embutidos. Estas mejoras se están traduciendo en el incremento de los ingresos económicos que perciben los beneficiarios.

Resiliencia Sociocultural

El proyecto impulsa acciones de gestión del conocimiento y aprendizaje a través del lanzamiento e implementación de las Carreras de Ganadería Altoandina y Turismo Rural Intra e Intercultural dirigida a jóvenes mujeres y varones entre 15 y 25 años de edad, las mismas que cuentan con el reconocimiento del Ministerio de Educación que les otorgará un título académico a nivel Técnico Medio luego de dos años de formación. Actualmente, ambas carreras congregan a 20 y 23 jóvenes respectivamente y existe demanda para el ingreso de nuevos estudiantes.

 

De la misma manera, se impulsa el fortalecimiento de la identidad cultural para el manejo de praderas nativas, camélidos, turismo rural de base comunitaria y la revalorización del cultivo ancestral de la quinua como alternativa biocultural para la seguridad alimentaria así como una potencial fuente de ingresos. La participación de los productores en ferias nacionales refuerza el orgullo e identidad de los pobladores en virtud a los premios obtenidos por presentar los mejores ejemplares de llamas.

En resumen, en Yunchará, estamos trabajando para estructurar un concepto de desarrollo que valore el conocimiento tradicional y a su vez aplique los avances tecnológicos para implementar el Vivir Bien en contexto de adaptación al cambio climático. Se rescata, se investiga y se experimenta.
Se trata de una construcción conceptual participativa que contribuya de manera efectiva a la elevación del nivel de vida de los comunarios (vivir bien).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *